Puedes encontrarlos en algún estante de cualquier tienda hindú del centro. Por lo general, el primer aspecto es bello, vienen en cajas con hermosas imágenes de novias con las manos llenas de Henna y los conos vienen forrados en papeles de colores.
Notarás que al abrirlo cae agua o aceite, la pasta es muy grumosa, oscura y huele un poco raro.

Para explicar lo que está mal con estos conos primero explicaré cómo funciona la henna natural recién preparada.

Como ya sabemos, la henna viene de una planta, que se seca, se muele y tamiza para que quede un polvo muy fino. Este polvo se mezcla con algunos ingredientes naturales para crear una pasta. Una vez mezclado todo, empieza el proceso de liberación del tinte. (Dependiendo del tipo de henna que ocupes, tarda entre 4 y 24 hrs en liberarlo). Después de este tiempo, la pasta de de Henna está lista para usar.  Se estima que luego de 5 días comienza el declive de la mancha. Tu henna empezará a perder su poder de teñir la piel.

El problema con los conos pre-mezclados es que son un completo misterio. No sabes cuando los hicieron. ¿Qué henna ocuparon? ¿Qué aceites? ¿Hace cuanto tiempo atrás?. Te aseguro que pasaron meses o incluso, años antes de que llegaran a tus manos, y por supuesto, no estaban congelados, entonces como tiñen la piel? Colorantes, tintes químicos, preservantes y quizás que más…

Parecen inofensivos aunque el olor es asqueroso y el tatuaje dura poco. Pero los químicos quedan dando vueltas en tu organismo y afectan sobretodo a los más pequeños de la familia. En algunas ocasiones pueden causar graves problemas a la piel o la salud. Los químicos entran por los poros hacia la sangre, puede quemarte la piel, o provocar reacciones alérgicas.

No importa lo que la envoltura diga. He visto algunos que dicen: “Henna 100% natural” “ingredientes ayurvédicos” “mejorado con aloe vera” “Henna de colores” “Henna negra” “Henna full red” etc etc… (OJO: Esto también incluye la típica “Henna de la playa”). Con mis propios ojos he visto en tiendas, cajas y cajas de estos conos de henna importada, llenas de hongos y duras, puestas en estantes para la venta.  Utiliza solo henna natural y busca siempre artistas profesionales. 

Fuente: Artistic Adornment por Heather Caunt-Nulton.